23.1.08

 

1638-LA GRAN CENA

LA GRAN CENA:

Casi 500 invitados asistieron a la gran cena que ofreció Su Majestad El Rey, con ocasión de cumplir 70 años. No he visto la lista de comensales, pero me imagino que debería estar la “flor y la nata” de todo lo divino y humano de la geografía española. Las ausencias han sido escasas, pues seguramente todo el mundo ha querido estar en la fastuosa efeméride y comilona. Que sepamos faltaron a la invitación el ex presidente señor Jordi Pujol, el señor Gaspar Llamazares de Izquierda Unida y la señora Sonsoles Espinosa, esposa del presidente de gobierno. Seguramente que cada uno tendría sus excusas o justificaciones, pero son de nota, por no decir de mala educación. La urbanidad y obligaciones de buenas normas, costumbres y modales obligan a responder a las invitaciones y ofrecer un obsequio de cortesía, si no hay poderosas razones domésticas y no políticas.

No obstante el protocolo de la Casa del Rey ha fallado, porque seguro que conocían de antemano que habría sillas vacías. Es entonces cuando se tenía que haber pensado en invitar al menos a tres anónimos ciudadanos, españoles de a pié que con sus impuestos han contribuido a pagar la opípara comida. Se tendría que haber puesto “un pobre en su mesa” en días de fiestas y jolgorio. ¿Recuerda a Plácido? Aunque lo mío debe ser envidia cochina por no haber sido uno de los convidados. El señor Aznar ningunea un café al señor R. Zapatero, pero creo que El Rey nos debe a todos los ciudadanos o súbditos una cena en “nuestra casa” ¿verdad, patrón? Me olvidaba ¡felicidades!

Comments: Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?